Cómo hablar de uno mismo en alemán

Tiempo de lectura: 4 minutos

Presentarse es un buen punto de partida para cualquier situación. Por lo tanto, aquí te dejamos algunas frases en alemán que puedes utilizar para ello.

Ich heiße… / Ich heiße… | Mein Name ist… / Mein name ist…

Estas son unas frases básicas de presentación: las dices y pones tu nombre y apellido en lugar de los puntos (ahora ya saben cómo referirse a ti si quieren preguntarte algo).

Si quieren saber tu ciudad natal, probablemente te preguntarán esto:

¿Dónde vives? / Wo wohnst du? 

¿De dónde eres? / Woher kommst du?

Puedes responder de la siguiente manera:

Ich… / Ich…

…wohne in… (vivo en) / …komme aus… (soy de)

Por último, hablamos de la edad de esta manera:

Ich bin … / Ich bin … (si respondes a la pregunta «Wie alt bist du?») 

Termina la frase con «… Jahre alt» (es decir, indicar que se trata de años de vida).

Al hablar de la edad, es lógico continuar con la fecha de nacimiento diciendo:

Ich bin am … geboren. (He nacido … de … del año …).

Recuerda que los números del 21 al 99 se leen en orden inverso. Si has nacido, por ejemplo, el día veintisiete, sonará como «siete-veinte».

No sólo en una entrevista de trabajo, sino que en una conversación casual lo más probable es que alguien te pregunte dónde, cómo y qué estudiaste. Estaría bien compartir anécdotas sobre tus años de estudiante, recordar curiosidades o presumir de tus primeros logros profesionales en un relato en alemán sobre ti mismo.

Si todavía estás estudiando, podrías decir:

Ich… / Ich… / I…

…bin Student. (soy un estudiante)

…gehe in…(voy a…)

…studiere an… (estudio en…)

…besuche… (atiendo a…)

«¿Qué estudian?» – …se preguntará de inmediato.

Ich studiere … (estudio…)

También debes acordarte de buscar en el diccionario de antemano para saber cómo pronunciarlo todo.

Ich bin im … Studienjahr. (Estoy en el … curso.)

– Esta frase la podrás usar si la conversación ha ido lo suficientemente lejos como para que incluso se hagan este tipo de preguntas (o si te gusta entrar en detalles para que tu pronunciación del alemán sea lo más detallada posible).

Demostrar que se eres un profesional

La próxima vez que vayas a hablar de tu profesión, prepárate para hablar también de tu trabajo en alemán.

«¿Wo arbeitest du jetzt?” Te preguntan por tu trabajo. Puedes responder simplemente:

Ich bin… / Ich bin… / I…

– y sustituye el nombre de tu profesión (también debes comprobarlo previamente en el diccionario, prestando atención al artículo y al femenino si eres una chica).

O dicho de otro modo:

Ich arbeite in/bei … (trabajo en…)

– Es una forma de decir dónde trabajas, en qué empresa o área.

También puedes decir qué tipo de trabajo realizas o qué puesto ocupas:

Ich… / Ich… / I…

…arbeite als… (trabajo como…)

¿Te gusta lo que haces? ¿Por qué elegiste este trabajo? Es posible que te pregunten por ello tanto posibles empleadores (es aún más importante presentarse de la mejor manera posible) como conocidos por curiosidad.

Empezamos con la frase:

Ich liebe meinen Job, weil…

Entonces puedes enumerar todo lo que te gusta: poder viajar en viajes de negocios, etc.

Buscar personas con ideas afines

En tu tiempo libre, ¿cuáles son tus aficiones? También es una pregunta que seguramente te harán cuando te pidan que hables de ti en alemán.

Hablar de tus intereses es mucho más divertido que tu trabajo, así que no es un tema que debas evitar.

Quién sabe, quizá encuentres a alguien que comparta tus aficiones. Entonces, será mucho más interesante hablar con el otro una vez que encontréis algún punto en común.

«Was sind deine Hobbys?» – la persona con la que estás hablando te preguntará eso.

La respuesta es la siguiente:

Ich… / Ich… / I…

…mag… /  …gern [Me gusta (disfrutar) …]

Mein Hobby ist … / Mein Hobby ist… / Mi afición es…

Practica el uso de diferentes palabras en estas frases (y aumenta tu vocabulario también). Recuerda: el verbo debe conjugarse según las reglas. Si se utiliza un sustantivo, el artículo es importante.

Contar asuntos personales

Por supuesto, no se trata de contar a los nuevos conocidos (y sobre todo a los posibles futuros colegas) todos los matices de la vida personal.

No obstante, deberías poder hablar en términos generales de su vida familiar. Por ejemplo, digamos:

Ich habe eine Familie. (Tengo una familia)

También puedes decir cuál es tu estado civil:

Ich… / Ich… / I…

…bin verheiratet. (Estoy casado / casada).

…bin single (ledig). (Estoy soltero)

Si alguien te pregunta por tu estructura familiar, puedes expresarlo así:

Meine Familie besteht aus … Personen. (En mi familia somos … personas)

No tengas pereza en especificar los nombres de los distintos miembros de la familia con el diccionario para poder enumerarlos con detalle si es necesario.

Por ejemplo:

Ich habe zwei Brüder und eine Schwester. (Tengo dos hermanos y una hermana)

Hablar de la personalidad

¿Cómo estás? ¿Eres sociable o tímido? Esta información ayudará a sus interlocutores a estructurar la conversación adecuada.

Di: Ich bin sehr…

De este modo, se muestra lo que se piensa.

¿Y la opinión de los amigos, de los conocidos? 

Se podría decir:

Andere denken, dass ich…

– esto muestra no sólo una evaluación subjetiva, sino también objetiva de sus capacidades.

Ten cuidado al usar adjetivos. Muchos de ellos pueden tener varias connotaciones. Antes de utilizarlas en el discurso, asegúrate de que el contexto requiere esa palabra en particular y no un sinónimo más apropiado.

Además, presta atención a las expresiones comunes. Pueden ser mucho más fáciles de recordar al crear asociaciones. Enriquecerán el discurso, lo harán vívido e impresionarán a los interlocutores.

Es una buena idea crear un discurso en alemán con antelación. Allí aprenderás las habilidades necesarias de autopresentación y practicarás la formulación de tus respuestas para no tener que pensar durante media hora cada frase antes de decirla.

Comparte tu aprecio